AFP

AFP Agnès PEDRERO con Antoine LAMBROSCHINI en Moscú y Francesco FONTEMAGGI en Washington